Jueves 30 de mayo 2024

Con la mejor imagen

Redacción 01/07/2023 - 00.24.hs

Rossotto es sinónimo de pinturería en la provincia, una empresa con más de 50 años de trayectoria que cuenta con nueve locales y da empleo a 26 personas. Una tradición familiar que sigue en expansión de la mano de la nueva generación.

 

Suele ocurrir en algunas ocasiones que, cuando se busca el origen de empresas que con el tiempo se convirtieron en grandes firmas, se encuentre en esa pesquisa una historia que se originó de manera accidental y luego derivó hacia un camino de permanente desarrollo y expansión. Y un ejemplo perfecto para pintar esa situación es el de “Rossotto”, una pyme con más de medio siglo de vida y que es el máximo referente del rubro en la provincia.

 

“Mi abuelo Francisco llegó desde Italia con su familia y se instalaron en General Pico, él era pintor de obra y en un accidente doméstico se quebró el fémur, así que no le quedaba otra que hacer reposo. Entonces, su pareja y los hijos atendían a la gente en el garaje vendiendo algunas pinturas y mi abuelo asesoraba, explicaba cómo había que hacer la pintura, los procesos y demás. Como no podía trabajar en obra durante ese tiempo, se dedicó a asesorar y les empezó a ir bien, así que abrieron un local que fue la primera pinturería, en 1960”, detalla Gabriela Rossotto (48) en las cálidas, amplias y recién remodeladas oficinas que la empresa tiene sobre la avenida España de Santa Rosa, en el primer piso de la casa central de la cadena de pinturerías.

 

Gabriela es hija de Raúl Rossotto y junto a su hermano Diego (44) están hoy al frente de una firma que tiene nueve sucursales repartidas entre Santa Rosa, Toay, Macachín y la bonaerense Trenque Lauquen. Una pyme que emplea a 26 personas y que hoy va por su tercera generación con planes de más desarrollo y expansión.

 

“Mi papá empezó a trabajar a los 13 años junto con mi abuelo y los dos se vinieron para Santa Rosa. En el ‘69 abrieron el primer local acá, en la calle Pellegrini al 100 y de ahí se mudaron a la Quintana. En 1980 fue la apertura del local de la avenida España 535 que es la casa central. Después, en el ‘88, se abrió en la avenida Luro, cerca de El Mate -ese negocio sigue abierto-, luego en Gil y Alvear, más tarde el de

 

Ameghino, en 2000 en la avenida Spinetto y en 2006 llegamos a Trenque Lauquen”, enumera Gabriela sobre el crecimiento que registró Rossotto, un apellido con el sello emprendedor.

 

La empresa pampeana se dedica básicamente a la comercialización de pinturas y productos afines a la decoración y cosmética del hogar. Ofrece la mayor variedad de marcas dentro del rubro y abarca íntegramente las líneas de productos para el hogar y obra, industria, automotor y artística.

 

Siguen activos.

 

Aunque Gabriela y Diego son hoy la cara más visible de la empresa, tanto Raúl como María Ester (ambos 73 años) continúan muy pendientes de cada movimiento de la cadena de pinturerías.

 

“Mis viejos están todo el día yendo y viniendo, al tanto de todo, con Diego nos encargamos de diferentes aspectos que hacen al laburo diario pero ellos siguen ahí. Con la pandemia se dio que la presencia ya no fue tan notoria y además justo en ese momento estábamos remodelando todas estas oficinas, entonces hoy no están tan presentes físicamente como antes pero sí muy activos”, cuenta Gabriela que trabaja junto a Diego ya que la otra hermana, Cecilia, no vive en el país desde hace tiempo.

 

Gabriela es diseñadora gráfica y su tarea se vincula, sobre todo, a la cuestión de imagen corporativa y comunicacional de la empresa. Admite que sus padres hacen culto “del perfil bajo” pero Rossotto también se caracteriza por acciones que se relacionan con la comunidad y movidas solidarias.

 

“Siempre estamos colaborando, hace poco contribuimos con Apani por ejemplo, o a distintas instituciones o escuelas. Durante años también nos sumamos al proyecto ‘Muralistas’ que pintaban distintas paredes de la ciudad y nosotros aportamos la pintura. Este año generamos una iniciativa similar porque lanzamos una propuesta para pintar murales por el Día de la Mujer y el que más votos tuvo fue el de una pared del Centro de Salud del barrio Los Hornos”, destacó Diego.

 

“La propuesta fue para celebrar el Mes de la Mujer y propusimos en las redes sociales pintar un mural. Nosotros buscamos a la muralista mujer, pagamos los honorarios de la artista y obviamente donamos la pintura, a partir de ello la gente tenía que proponer un lugar de la ciudad para hacer el trabajo y salió elegido Los Hornos”, añadió Gabriela.

 

Algo personal.

 

En Rossotto trabajan con multimarcas y se consigue absolutamente todo lo necesario para la pintura y la decoración.

 

“Como en muchos otros rubros se va innovando muchísimo, la tecnología te lleva a eso y como tendencia hoy está todo lo que es en base a agua, es algo que está reglamentado en Europa, acá todavía no llegó eso pero en ciertos países no trabajan con solvente porque es contaminante. Eso seguramente va a llegar. También hace poco agregamos la venta online a través de la página web”, señaló Gabriela.

 

En ese punto, Diego advierte que “el tema de la pintura es complicado porque es algo muy personal, porque vos podés elegir un color pero no es lo mismo en la pantalla que verlo personalmente, entonces en ese sentido es difícil que cambie tanto la tendencia más tradicional”.

 

En Rossotto proyectan seguir con su expansión “en base a una política clara de ofrecer productos de primera calidad con el más amplio asesoramiento técnico”. A partir de esos postulados es que se trabaja activamente para mantener a la empresa a la vanguardia en el ámbito comercial.

 

“Son muchos años de trayectoria y siempre se mantuvo el mismo perfil de trabajo y de seriedad porque es lo que se edificó desde el primer momento, algo que no cambió con el paso del tiempo y con el crecimiento que tuvo la empresa. Se atravesaron todas las épocas y sin dudas que una de las claves ha sido el trabajo en conjunto”, coinciden los Rossotto en un resumen de esa historia que nació en un garaje y hoy se multiplica en distintas direcciones y ciudades. Una verdadera pintura emprendedora.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?