«Mendoza se sacó la máscara: Portezuelo era para el trasvase»

Redaccion 15/10/2021 - 21.04.hs

«Finalmente Mendoza se ha quitado la máscara, desnudando que la verdadera causa para construir Portezuelo del Viento era el trasvase del río Grande al Atuel, como La Pampa venía argumentando desde que propusieron la obra», afirmó Juan Greco. El delegado pampeano ante el Coirco viajó a Bahía Blanca para asistir a la reunión mensual del organismo celebrada el jueves, cuando la provincia cuyana confirmó que su gobierno inició las gestiones para llevar adelante el polémico trasvase.

 

Presidida por el pampeano Javier Schlegel, el encuentro también contó con la presencia virtual de otros funcionarios de distintas provincias. A través de la plataforma Zoom, por La Pampa estuvieron presentes Néstor Lastiri y Luisina Grandón (Recursos Hídricos), junto a Angel Otiñano (asesor de Fiscalía de Estado).

 

«Apenas tomamos conocimiento sobre las declaraciones públicas del mandatario mendocino, solicitamos la inclusión de este punto en el Orden del Día. Durante su tratamiento, los representantes de Mendoza explicaron que, efectivamente, iniciaron ‘estudios de base cero’ para determinar situaciones socio-ambientales referidas al proyecto de trasvase». Según Greco, «cuando pedimos que identificaran a cuál proyecto de trasvase aludían, porque existen varios, respondieron que sería una obra ubicada en la base de la salida del dique Portezuelo del Viento».

 

La verdadera intención.

 

Hace unos días, durante su visita a General Alvear para inaugurar la Fiesta de la Ganadería, el gobernador Rodolfo Suárez, anunció públicamente el inicio de los estudios para llevar adelante el trasvase, una novedad de la que rápidamente se hicieron eco los medios periodísticos. «No se trata solamente de una mera declaración institucional, porque Mendoza ya publicó en medios provinciales y nacionales las convocatorias a realizar estudios socioambientales para el trasvase. Esto demuestra que su verdadera intención detrás de Portezuelo era el trasvase del Grande al Atuel, como viene argumentando La Pampa desde 2016 (cuando presentaron la obra)».

 

Greco recordó que nuestra provincia siempre rechazó los argumentos esgrimidos para construir Portezuelo: «no genera la energía que prometían, no hay áreas bajo riego aguas abajo, no tienen localidades con necesidad de agua para consumo ni tampoco sirve como control de crecidas, porque la nieve se derrite lentamente y nuca genera aluviones». En contraste, «nuestra provincia presentó además documentación y evaluaciones técnicas que demostraban como Mendoza elevaba la cota para contar con mayores alternativas de trasvase. Pero el resto de las provincias no veían o no querían verlo entonces», lamentó Greco.

 

Uno de los argumentos presentados por Mendoza para proponer el trasvase es la «necesidad de aumentar las áreas bajo riego sobre la cuenca del río Atuel». Pero además, sus autoridades advierten que esta obra permitirá entregar agua a La Pampa, «un tema que ya fue tratado y resuelto en la Comisión Interjurisdicional del Atuel Inferior (CIAI), donde La Pampa rechazó esa posibilidad y la Nación confirmó que el trasvase no forma parte del acuerdo» para cumplir el fallo de la Corte Suprema que dispone un escurrimiento permanente en el límite interprovincial.

 

«Genera preocupación».

 

La confesión de Mendoza generó «sorpresa y preocupación» en las restantes provincias. Greco explicó que «especialmente preocupado se encuentra ahora el delegado de Buenos Aires, porque el río Grande representa el 70% del aporte que realizan los afluentes al Colorado y ejecutar el trasvase significaría la defunción literal del río». Por la crisis hídrica, actualmente los regantes de Corfo solo tienen en producción la mitad de las casi 120 mil hectáreas bajo riego. «Y en La Pampa, el río Colorado resulta imprescindible para lograr un desarrollo agroindustrial de la zona sur, y es un recurso fundamental para consumo humano», añadió.

 

Si bien los estudios socio-ambientales programados por Mendoza se desarrollarán «dentro del ámbito de esa provincia», las restantes reclamaron que «a partir de ahora comunique al Coirco todas las novedades referidas al proyecto, porque se trata de una obra sobre la cuenca del Colorado». De todos modos, Mendoza ya adoptó como política de Estado el desprecio por los comités de cuenca y seguramente seguirá así. «Una conducta muy diferente a la que mantiene La Pampa», dijo Greco, al recordar que antes de presentar al Coirco la planta de efluentes en Pichi Mahuida «fuimos hasta Viedma y presentamos nuestro proyecto en la Dirección de Aguas de Río Negro, para que supieran cuál era la obra» que proponía La Pampa.

 

Precisamente, la evaluación de los estudios técnicos y químicos sobre el derrame de efluentes realizados por Aguas del Colorado era otro de los asuntos a tratar el jueves: «Los resultados muestran un nivel de excelencia. Las demás provincias quedaron muy satisfechas por estos resultados exitosos. Además, siguen comprobando que a los pampeanos nos importa el río Colorado y preservar la calidad de su agua», concluyó.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?