Sabado 14 de mayo 2022

Le compró su primer auto a su abuelo

(General Pico) - Un empleado municipal piquense, le cumplió el sueño a su abuelo y para fin de año lo sorprendió con un auto de regalo.

 

Gonzalo "Pipo" Gorocito, trabaja en el municipio local y durante los fines de semana, también se desempeña como DJ. Hace algunos días atrás, decidió alegrarle las fiestas de fin de año a su abuelo, Alberto López (76), que hacía unos meses había enviudado. Para ello, alquiló una quinta, ambientó el lugar con música y luces de colores, y lo sorprendió a bocinazos antes de entregarle las llaves del Renault 12 modelo 93 que se transformó en el primer auto del hombre.

 

Alberto trabajó toda su vida como mozo del ya desaparecido y mítico Café Roma (de calles 17 y 18), y siempre tuvo el anhelo de tener su propio auto. Este fin de año fue distinto a otros, porque su nieto lo sorprendió con aquello que tanto deseaba y le alegró las fiestas.

 

Gonzalo le compró el auto a un joven que el conocía y quien ya le había encargado hace un tiempo, que se lo vendiera cuando decidiera desprenderse del rodado. Fue así que durante tres años ahorró dinero para comprarle el Renault 12 a su abuelo y como el dinero no le alcanzaba, vendió una moto para pagarlo de efectivo y cumplirle el sueño a Alberto.

 

Regalo.

 

El momento ocurrió cerca de la medianoche del 31 de diciembre pasado, cuando Gonzalo tomó el micrófono y le anticipó que le iba a dar un regalo que tenía "pendiente hacía varios años".

 

"Vos sabés que yo la semana pasada estuve hablando con Papá Noel y le dije que necesito un regalo para mi abuelo, que se porta excelente. Vos te lo mereces. Le pedí a Papá Noel el mejor regalo del mundo. Y no quería otro regalo que esté. Le dije mandámelo a General Pico, La Pampa, que se lo voy a entregar el 31 a la noche. Así que, abuelo, espero que disfrutes este regalo. Vos sabés que te quiero mucho. Esto va de parte mía y es un regalo pendiente que tenía desde hace varios años. Espero que lo disfrutes", le dijo.

 

En ese momento, el joven fue hasta el ingreso de la quinta a buscar el auto, encendió las luces del Renault 12 y entró a los bocinazos hasta llegar al lugar donde estaba sentado su abuelo. Gonzalo y Alberto (ambos muy emocionados) se abrazaron y saludaron, mientras el resto de la familia aplaudía el gesto y celebraba el momento de felicidad. Luego el agasajado, frente a su flamante auto, se sacó selfies con cada uno de los asistentes.

 

Gonzalo capturó el emotivo momento en un video que subió a sus redes sociales y que se viralizó en muy pocas horas e incluso, llegó a los medios nacionales.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?