Clubes pampeanos vuelven a cerrar

Redaccion 18/05/2021 - 21.34.hs

En medio de la nueva ola de contagios de Covid-19 que no cede en la provincia y obliga a las autoridades a ampliar las restricciones, varios clubes pampeanos anunciaron ayer el cierre de sus instalaciones hasta nuevo aviso, con el objetivo de colaborar con las medidas adoptadas para afrontar la situación sanitaria.
Las instituciones, que el año pasado estuvieron cerradas durante varios meses, vuelven de esta manera a mostrar empatía con la sociedad a la que pertenecen, adoptando una determinación que va en contra de sus intereses económicos, pero que a la vez ayuda a disminuir la circulación de personas, una de las metas principales de las autoridades pampeanas.
«Ante el avance de los casos de Covid-19 en nuestra ciudad, y en consonancia con las recomendaciones brindadas por el Ministerio de Salud y la Subsecretaría de Deportes provincial, el Club General Belgrano suspende las actividades deportivas hasta nuevo aviso», anunció ayer la institución de Villa Alonso, que como el resto de los clubes estaba implementando trabajos en burbujas para cumplir con los protocolos vigentes.
«Esta decisión tiene como fin disminuir la circulación de personas y preservar la salud de nuestros deportistas, socios y simpatizantes», agregó Belgrano.
En el mismo sentido se expresaron los dirigentes de Racing Club de Eduardo Castex al tomar una decisión similar. «Racing Club comunica que a partir del día de la fecha, martes 18 de mayo de 2021, se suspenden todas las actividades deportivas y recreativas en la institución hasta nuevo aviso. Tampoco habrá atención en la Secretaría durante los próximos días», informaron.
«El motivo es la situación epidemiológica en la ciudad y la provincia de La Pampa. Somos conscientes y responsables a la hora de afrontar este momento complicado para la sociedad, anhelando poder reencontrarnos a la brevedad. Esperamos sepan comprender la situación», amplió la Comisión Directiva.

 

Más clubes.
Desde la semana pasada, con la prohibición de realizar todo tipo de actividades en espacios cerrados y cualquier deporte de contacto en espacios abiertos, sumados a la suspensión de los campeonatos locales, la circulación en los clubes pampeanos había disminuido notablemente, con tareas en burbujas de menos de diez personas, siempre al aire libre. Sin embargo, y ante el aumento de casos (ayer se registró un nuevo récord en La Pampa), muchas instituciones decidieron cerrar sus puertas esperando una mejora de la situación epidemiológica.
Costa Brava de General Pico, Deportivo Winifreda y el Club Atlético Deportivo Matadero son otros de los clubes que ayer informaron el cese de sus actividades, a los que se sumarían más instituciones en las próximas horas.
El año pasado, tras el inicio de la pandemia de coronavirus, los clubes pampeanos estuvieron tres meses (de mediados de marzo a mediados de junio) con sus puertas cerradas, con la incertidumbre sobre cuándo y de qué manera volverían a abrirlas.
En este lapso se mantuvieron a flote gracias a los aportes que siguieron haciendo los socios, con el pago de sus cuotas, como también por los subsidios entregados por el Gobierno provincial, que ya anunció la semana pasada que volverá a hacerlo en esta situación, en la que la película se repite.

 


' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?