Con sello de la Patagonia

Redaccion Avances 24/12/2021 - 12.27.hs

La Estación de Bombeo de la Chacra Experimental es considerada “modelo de Sudamérica”. Genera un riego eficiente y sin desperdicios.

 

Mario abre una de las canillas que provee de agua a algunos de los viñedos de la bodega Catena Zapata y el impacto es inmediato. Se nota que la calidad y el riego es el indicado, ni una gota de más ni una de menos. Para eso la tubería tiene anotado la cantidad exacta que necesita cada parcela. El sistema funciona a la perfección y por eso vale la pena conocer cada paso, desde la toma de agua hasta el goteo imprescindible para la uva y las otras producciones que tiene el Ente Provincial del Río Colorado en Casa de Piedra, sobre la ruta nacional 152.

 

“El nivel, la calidad y entrega de agua está entre lo mejor a nivel mundial, no hay en Sudamérica un sistema que funcione de esta manera. Se hace la toma del río, el agua va a una cisterna cerrada y de ahí a la estación de bombeo. Las hectáreas con producción están sistematizadas con riego presurizado, el agua se entrega por parcela y no por canales, es todo a través de la tubería y con las condiciones para el riego por goteo”, explica Mario Oses, operario de la Estación de Bombeo y que, junto a Fernando Nicoletti, gerente de obra del Ente, realizan un pormenorizado recorrido por cada etapa de una obra que asombra por tamaño, tecnología, funcionamiento e inversión. Y que ni siquiera se despliega en su totalidad porque espera más áreas productivas para proveer su eficiencia.

 

“Con este sistema no tenés pérdidas por desbordes ni por inundación, eso significa que no desperdiciás lo más vital que es el agua. La sala de controles tiene tecnología muy avanzada y permite hacer un control exhaustivo de cómo funciona el sistema”, agrega Nicoletti y muestra cada rincón de ese galpón gigante con tuberías que impactan y tableros llenos de luces y comandos.

 

“En Mendoza o San Juan hay que pagar la tierra, hacer la perforación, el riego y pagar una fortuna por el agua. En cambio acá la tarifa prácticamente no existe porque lo que queremos es difundir y promover todo lo que se puede hacer con estas prestaciones de primera calidad”, aporta Roberto Bigorito, el vicepresidente del Ente.

 

“Punto cúlmine”.

 

El sistema de riego presurizado consiste en que el agua entra a las bombas en el río y no sale hasta que llega a la planta. “Esa agua viene por cañería, por un sistema de bombeo con tres tomas provistas por el Ente y cada productor tiene su toma, por eso este sistema maximiza su eficiencia”, subrayan quienes día a día trabajan en un lugar que tiene grandes planes para el año que está a punto de comenzar.

 

Y es que la expansión y desarrollo de la Chacra junto a la industria vitivinícola que crece en La Pampa permitirá que en 2022 se concrete la construcción de la Bodega Casa de Piedra que, según las previsiones, tendrá una capacidad de producción final de más de un millón de litros.

 

La obra contempla un desarrollo en tres etapas: la primera permitirá una producción de 350 mil litros anuales, la segunda alcanzará a 750 mil litros y la última tendrá una capacidad de elaboración de 1.200.000 litros. El plan incluye un área turística con espacio para degustación y comercialización, y un mirador hacia el lago y la Villa Casa de Piedra. 

 

“La bodega es el punto cúlmine de todo este desarrollo y va a tener el gerenciamiento del Ente. Nosotros tenemos el sello Patagonia y eso es importantísimo, estar en la Patagonia nos da una categoría a nivel mundial que si se hace un paralelo es como decir Messi o Maradona, por eso las grandes bodegas están viniendo, porque saben que ese sello es un pasaporte al mundo”, enfatiza Bigorito entusiasmado con lo que se viene.

 

Ruta del vino.

 

El proyecto de la bodega propia se basa, más allá de todas las ventajas y beneficios que ofrece la Chacra, también en el franco crecimiento de la producción pampeana de vino, con más de 200 hectáreas implantadas, una recién creada Cámara de Vitivinicultores de la provincia y vinos de excelente calidad que obtienen premios y suman elogios de los especialistas. Estas condiciones, sumadas al interés de bodegueros de otros distritos, impulsaron la decisión del gobierno provincial de construir una bodega en Casa de Piedra.

 

La primera etapa de la obra espera estar terminada el año que viene. La bodega otorgará a los inversores la posibilidad de producir en suelo provincial sus propios vinos que llevarán etiqueta La Pampa y, por ende, serán un producto patagónico. “Se está hablando de fomentar de manera más enfática el turismo y creo que hay un potencial muy interesante para eso, si la gente pasa por acá y ve todo lo que hay alrededor seguramente va a parar, como ocurre en otras provincias”, opina Nicoletti.

 

Y en ese sentido, la Cámara Vitivinícola Pampeana analiza con la Secretaría de Turismo la conformación de una Ruta del Vino Pampeano. Por eso días atrás el presidente de la Cámara Vitivinícola de La Pampa, Ricardo Juan (Bodega Quietud de Santa Rosa) y su secretario, Horacio Marín (Bodega Estilo 152 de General Acha), se reunieron con la titular del área, Adriana Romero, para analizar los pasos a seguir en el armado del producto ‘turismo del vino’ ya sea en forma de ruta o camino. Una realidad que avanza hacia su concreción.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?