Domingo 02 de octubre 2022

En Bahía también sufren por falta de agua potable

Redaccion 26/01/2021 - 21.59.hs

La falta de agua potable que por estos días afecta a los vecinos y vecinas del barrio Río Atuel, y que suele ser un problema recurrente en Santa Rosa cada vez que sale de servicio el Acueducto del Río Colorado, también es un grave inconveniente en Bahía Blanca, que desde el fin de semana sufre por la falta de presión en el servicio en gran parte de los barrios de esa ciudad bonaerense.
La situación generó la bronca de miles de vecinos, que el lunes realizaron una protesta callejera y que ayer recurrieron a la Justicia con un amparo colectivo para que la empresa ABSA, que tiene a cargo el suministro, y la comuna bahiense garanticen el servicio público.
La abogada Sandra Bulich, que representa a vecinos de Bahía Blanca por los problemas con el agua, dio detalles sobre las acciones legales que se llevan a cabo.
«Estoy asesorando a este grupo de vecinos, que se hacen llamar a través de las redes sociales ‘autoconvocados’, los cuales comenzaron esta lucha reclamando ante el intendente, el Concejo Deliberante, ABSA, ADA (Autoridad del Agua), sin encontrar ninguna solución», detalló.
Y aclaró que estos vecinos «representan a los distintos barrios de la ciudad; hay que tener en cuenta que casi el 90 por ciento de Bahía Blanca se encuentra prácticamente sin agua, y acá no se discrimina sector».
La letrada dijo a la radio LU 2 que «al no encontrar respuesta por parte de las autoridades, los vecinos decidieron recurrir a la vía legal a través del amparo colectivo, que les da legitimidad como usuarios o consumidores de este servicio a utilizar esta herramienta».
Y en ese sentido, diferenció el amparo individual, que «resuelve la problemática concreta que tiene una persona y se persigue un fin de solución del conflicto y de resarcimiento económico según el daño o perjuicio», del amparo colectivo, que si bien «también persigue esos fines, tiene alcance a toda la población que está sufriendo una problemática común».

 

Piden obras.
«No se va a pedir plata a la Provincia, sino obras que permitan satisfacer las necesidades de agua de la población. El agua es un derecho humano, imprescindible para llevar una vida saludable; no tenerlo atenta contra la dignidad misma de la persona y en este caso este derecho está siendo violado por donde se lo mire», lamentó la abogada.
«El punto principal es que se va a pedir que dentro de un plazo razonable la empresa presente un plan de obra y gestión donde se contemple el estudio del proyecto y la construcción de la infraestructura que la ciudad necesita para que todos los habitantes cuenten con agua potable», indicó Bulich.
Y añadió: «Se va a pedir una gestión adecuada del servicio para lo cual se va a tener que contar con un presupuesto acorde que garantice el funcionamiento constante y continuo de estas obras; un control de la calidad y cantidad de la prestación; y también que el ente que controla al servicio prestador tenga obligatoriamente el control permanente de que estas obras se están llevando a cabo».

 

«Salir a ayudar».
Por otro lado, contó que se va a solicitar «que se vuelva al sistema de facturación asociado con el nivel de consumo porque es importante que cada usuario pague realmente lo que utiliza del servicio; además es una manera de incentivar el uso responsable del recurso y de transparentar la facturación».
«Como medida cautelar, lo más urgente es pedir que se implemente un protocolo de actuación donde se provea a los usuarios el agua que hoy está faltando. Vamos a pedir un protocolo ágil y eficiente para que se provea agua, como sea: camiones de agua, cisternas, bidones de agua, que se convoque a las Fuerzas Armadas a ayudar, a los partidos políticos; el intendente tiene que llamar a la unión política y salir a la calle a ayudar a la gente», sostuvo Bulich.
En ese marco, consideró que «la semana pasada fue crítica y desesperante, yo no entiendo cómo los políticos no se ponen en la piel de toda esta gente».

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?