El juego de la enseñanza

Redaccion 28/08/2021 - 15.03.hs

Florencia Semper diseña y vende juegos y materiales didácticos basados en la fauna argentina. Una diseñadora gráfica que apuesta a la originalidad. 

 

«El libro ‘Argentina. De la A a la Z’ es muy lindo pero nos dimos cuenta que estaba hecho con oraciones básicas así que se nos ocurrió hacer una versión diferente y bien autóctona con el caldén, la liebre, con animales y plantas que representan a la provincia. Así se hizo el abecedario», detalla Florencia Semper (42) sobre el surgimiento de un emprendimiento del que habla en plural porque desde el germen lo compartió con una persona muy cercana, Susana Cony.

 

«Susana es mi mamá, ella fue docente de escuela primaria la mayor parte de su vida y yo estudié diseño, así que mi mamá hizo todos los textos y yo las ilustraciones. Arrancamos en 2015 y al tiempo ella falleció. Fue un proceso largo y doloroso pero yo hoy sigo adelante con el proyecto que es muy lindo y genera mucha energía», agrega quien, cuando terminó el secundario, se instaló en La Plata para estudiar la carrera de Diseño en Comunicación Visual.

 

En 2019, Florencia (que tiene cuatro hijos de 15 hasta 3 años) se inscribió en el concurso «Madre Emprendedora» y, partir de allí, le dio otro impulso al emprendimiento porque le agregó juegos, mapas regionales de la Argentina, animales autóctonos, plantas nativas.

 

«En total tengo 12 productos en stock: el libro, cuatro mapas, cosas hechas enteramente en madera como dinosaurios patagónicos y llamas norteñas a las que le podés coser la lana, y las láminas educativas, que son todas para pintar. Tengo dos juegos que están patentados en el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial), uno de los animales autóctonos, que los recortás y se arma el mapa del país; y otro con el cielo argentino», detalló.

 

Para Florencia, el objetivo de «Argentina de la A a la Z» (el whatsapp de contacto es 2954 521901) «es llegar a todo el país, desde Orán hasta Tierra del Fuego, y generar la capacidad de producir y vender como mayorista. Por ahora eso no me es posible pero el proyecto siempre tuvo muy buena repercusión y creo que tiene todo como para crecer».

 

En ese sentido, la diseñadora resaltó que muchos de sus libros y otros productos están desparramados en países de distintos continentes, «un orgullo y una alegría cuando sabés que viajaron hacia otros lugares».

 

«Sé que hay en Chile, en México, en Estados Unidos, en Inglaterra, en Sudáfrica. Son padres y madres de acá cuyos hijos se fueron a vivir al exterior y entonces se los envían para sus nietos. Ya como abuelos o abuelas compran libros pampeanos y se los mandan, es un detalle muy lindo saber que lo que hago viaja en distintas direcciones», destaca Florencia que le supo poner su diseño, creatividad y calidad a los textos de Susana. De la A hasta la Z.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?