En La Pampa se aplicaron ayer más de 4.200 vacunas

Redaccion 28/05/2021 - 21.02.hs

En medio de un clima de profunda expectativa y emoción, personal de Salud aplicó ayer las segundas dosis de vacunas contra el coronavirus a adultos mayores de 80 años. Según fuentes del Ministerio de Salud, ayer hubo un récord en la cantidad de dosis aplicadas.

 

Según indicaron a LA ARENA desde la cartera sanitaria, ayer se aplicaron «más de 4.000» dosis de vacunas contra el coronavirus. Fueron, en su mayoría, del segundo componente de Astra Zeneca para quienes debían completar el esquema.

 

«Estoy muy contenta, ya estaba muy ansiosa esperando porque desde el 23 de febrero ya tengo la primera dosis, hace tres meses y cuatro días que vine», contó a LA ARENA Delia, una mujer de 80 años que recibió ayer el segundo componente de la vacuna que se aplica para adultos mayores.

 

Con la llegada de las dosis, desde el jueves el Ministerio de Salud otorgó turnos para ayer y hoy, por lo que en la tarde del viernes cientos de personas se dirigieron al Vacunatorio Amigable del Centro Sanitario de la calle Coronel Gil. Una vez allí, después del «triage» de la entrada, cada persona hizo una fila que por momentos llegó hasta la esquina de la avenida España y, desde ahí, toda una cuadra hasta España y 25 de Mayo.

 

«Tenía el turno a las 17 y me vine 20 minutos antes con mi hija que me trajo. Esperamos un rato y a las 17.15 ya me habían vacunado. Es larga la fila pero avanza rápido», destacó Delia con su rostro sonriente y el carnet con los dos casilleros del esquema completos.
Pese a que hay demoras en la llegada de segundas dosis, las vacunas que se aplican corresponden a la marca Astra Zeneca, que llegaron el jueves en una remeda de 4.800 dosis junto con otras 4.500 de la Sputnik V.

 

Amor y amabilidad.
A lo largo de varias horas, las enfermeras del Vacunatorio trabajaron en completar los carnets, ordenar las aplicaciones y controlar que en la extensa fila no haya adultos mayores que estén en situaciones vulnerables. Por eso también hubo movimiento de sillas y otras atenciones para evitar que pasen un mal momento.

 

«Las chicas son súper amables. A las personas con mayor discapacidad las buscan y las traen para que tengan prioridad, re bien. Así que todos estamos tranquilos, nuestra familia también y esperemos que se solucione este tema bastante grave», añadió Delia durante su diálogo con este diario.

 

Omar, de 83 años, fue otro de los que recibió el turno y se acercó en la tarde de ayer al centro sanitario del centro de la ciudad para recibir la segunda dosis de su vacuna y así completar el esquema. Destacó que «acá la atención que tienen con nosotros es especial, está todo bien», y afirmó que «ahora vamos a estar más tranquilos».

 

Con solo presenciar algunos minutos en la vereda se pudo ver la entrega y la buena predisposición de las enfermeras que respondían de la mejor manera a las reiteradas consultas de familiares. También, en muchos casos, salieron con las dosis en una bandeja y realizaron aplicaciones dentro de los vehículos donde esperaban las personas con menor posibilidad de moverse.

 

Agradecimiento.
Si bien suele ser más que engorroso esperar en una larga fila durante algunos minutos, la alta expectativa por recibir la vacuna y la buena energía compartida entre quienes se encontraban en el lugar y las enfermeras hizo de esa espera algo más que ameno. «Gracias, quiero darles las gracias por todo lo que están haciendo», le dijo la hija de un matrimonio de adultos que recibieron la vacuna a una de las profesionales.

 

«La verdad que son un amor, están de buen ánimo pese a que vaya a saber cuantas horas que están yendo y viniendo con personas. Se agradece la verdad», lanzó en declaraciones a este diario.

 


' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?