Marín habló del silencio de Verna y de Pico

Redacción 16/11/2021 - 00.24.hs

"El resultado nos pone sobre aviso al peronismo de que tenemos que movernos. Y duele porque se intentó la provincialización cuando era un hecho nacional, y aunque en una elección nunca hay un solo motivo para mí el que más incidió fue el factor económico. Pero considero que aquí no se calificó al gobierno de la provincia", analizó el ex gobernador Rubén Hugo Marín el resultado de las elecciones del domingo.

 

El líder de Convergencia de todos modos no se privó de marcar errores en la campaña electoral, "aunque se mejoró a lo último. Pero no se gana una elección desde una oficina de cuatro por cuatro, o con asesores de imágen. Pero la verdad es que no nos invitaron a un acto, no sólo a mí sino a varios".

 

Si bien advirtió que en General Pico no hubo la movida que hubiera sido necesaria, Marín prefirió no entrar en la confrontación directa. "La verdad es que con (Carlos) Verna hace mucho que no hablo, creo que desde marzo. Aunque me llama la atención debo decir que no fui a Pico, pero el silencio de varios actores, y no hablo sólo de Verna, puede haber tenido alguna incidencia. Lo que me parece es que el Gobierno provincial no tuvo que asumir la elección como un hecho lugareño, que no había que plebiscitar al gobierno y que fue un desgaste innecesario".

 

"Mensajes".

 

No quiso decir demasiado sobre la elección en Pico. "La verdad es que me molesta un poco, pero no sé en detalle y como no quiero particularmente crear una situación de Pico-Santa Rosa...". Al referirse a la campaña dijo que "no fue la mejor desde el primer día, pero se mejoró a lo último. Ahora lo que queda es laburar, no bajar los brazos y seguir metiéndole. Y también tener en cuenta a la gente modesta que te da mensajes todos los días, prescindiendo de actos de soberbia".

 

Aunque estimó que puede haber alguna "resistencia a Cristina, no creo que alguien quiera boicotear por eso. Un peronista vota o no vota con bronca, y algo la generó. Pero es verdad que el contexto nacional no favoreció, lo económico, la alta inflación... Todo eso influyó".

 

De todos modos se alegró "de la remontada en Santa Rosa, aunque sabía que en la provincia iba a ser difícil. Pero también debo decir que me alegró la remontada de la provincia de Buenos Aires, cuando los medios porteños estaban hablando de 4 ó 5 puntos y la diferencia quedó ahí nomás".

 

Marín insistió que "la organización electoral no estuvo bien tampoco, porque si bien estuvo la pandemia cuanto se liberó un poco veíamos a los radicales casa por casa, sin tanto barullo mediático, pero uno los veía que se movían personalmente, porque precisamente lo que más llega es el trato personal. En realidad debo decir que los radicales aprendieron bien de nosotros lo que había que hacer".

 

Mucho para mostrar.

 

Marín admitió que los guarismos indican que "los de Juntos por el Cambio ganaron bien, en una elección transparente. Ahora lo que tenemos que hacer, y lo que debe hacer (Sergio) Ziliotto es ocuparse de gobernar. Serán unos días de llanto y luto, pero hay mucho para mostrar, muchas obras para mencionar y llevar adelante", se mostró optimista.

 

Sostuvo que las legislativas "son elecciones distintas, y en este caso nuestra provincia fue el centro de atención por un senador. Creo que se le dio una trascendencia que nunca había tenido a una elección intermedia... pero sí, realmente hay un electorado que hay que ir a persuadirlo, porque para ganar se precisa el voto del sector medio y no sólo los humildes. Y esta vez ese sector no nos acompañó".

 

Marín tuvo un último párrafo para referirse a su hija Varinia, electa diputada nacional: "Por supuesto me da una gran satisfacción, y sé que no le van a hacer levantar la mano sin razones".

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?