Domingo 29 de enero 2023

Napas salinizadas: ¿el oeste enfrenta un nuevo éxodo?

Redacción 11/11/2022 - 08.00.hs

Una reconocida militante de la lucha por nuestros ríos interprovinciales, Juanita De Ugalde, expresó su preocupación porque en los últimos días, puesteros le refirieron que es tal el aumento del nivel de salobridad de las aguas que extraen de las napas, que "ya no es apta para el consumo animal".

 

La mujer, que es médica veterinaria y, además, es funcionaria del Ministerio de la Producción, apunta como causante de este tremendo daño ambiental el corte de los ríos Atuel y Salado, que ha impedido la renovación de las napas. En su mensaje por las redes sociales le puso dramatismo a la situación: "¿Se viene el segundo éxodo?", se preguntó.

 

Juanita es una médica veterinaria que conoce como nadie la realidad sobre la lucha por nuestros ríos. Su familia se desarrolló a la vera del río Atuel, justo al lado del puente Los Vinchuqueros. Cursó estudios primarios y secundarios en Santa Isabel y se recibió de médica veterinaria en la Universidad de Río Cuarto. Milita en la agrupación Asamblea por nuestros Ríos de la cual es vicepresidenta, integra la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior por La Pampa, y es la responsable del Laboratorio de Sanidad Animal que el Ministerio de la Producción tiene en Santa Isabel.

 

Grave realidad.

 

De Ugalde es la titular del laboratorio de diagnóstico veterinario Santa Isabel, único en su tipo perteneciente al estado provincial. Su creación data del año 1985, pero desde 2009, pertenece a la red de laboratorios de SENASA.

 

Su actividad se centra en realizar las determinaciones que la mencionada institución solicita para realizar el movimiento de animales (bovinos, ovinos, caprinos y equinos) como el diagnóstico de brucelosis, el de anemia infecciosa equina, el de triquinosis (enfermedad de importancia en la Salud Pública) y análisis copropariasitológicos.

 

Justamente en el marco de una campaña periódica realizada días atrás, la profesional y varios compañeras y compañeros, se encontraron con esta grave realidad. "Visitando los puestos como cada año para realizar la sanidad caprina, en la charla con los productores, nos comentan que el agua ya ha dejado de ser apta para el consumo de los animales. Relatan su preocupación por la falta de agua en las napas agua salobre", reveló.

 

¿Segundo éxodo?

 

Esta nueva mala noticia que los puesteros oesteños trasladaron a De Ugalde encendieron su indignación. " Y yo me pregunto: ¿será que se viene el segundo éxodo?", planteó.

 

Y fundamentó sus expresiones. "Ya no fuimos una vez cuando se cortó el Atuel. Los pobladores de la costa del -río- Salado están también con serios problemas de agua. No debemos dejar solos a los que sostienen la producción en zonas tan duras. ¡Quien tiene que atender...que atienda!", reclamó con énfasis Juanita De Ugalde.

 

Ayer, en el mismo sentido, Juanita añadió expresiones de indignación por este conflicto interprovincial. "¡Campos abandonados sin agua! Sitios por donde debería correr el Atuel y el Salado hoy son desiertos salinos. Es muy difícil seguir sin agua. A los que me hablan de las maravillas de Mendoza les digo: ellos son ricos a costa de nuestra pobreza, de nuestra enfermedad y de nuestro hambre. ¡Basta de sanata, hay que recuperar el río Atuel. Para sobrevivir lo queremos! ¡Se llama derecho!", concluyó.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?