Sabado 15 de junio 2024

Una madre denunció desatención del Estado

Redacción 21/03/2023 - 00.09.hs

Una salida a tomar un helado un martes por la noche devino en una enorme preocupación cuando una mamá advirtió que en su barrio vive una persona con antecedentes de "grooming" y otras formas de acoso. Tras dar a conocer lo sucedido en sus redes sociales, Ailín Nunia comenzó a recibir mensajes de otras madres, algunas de ellas oriundas de Victorica, que dijeron conocer al hombre y haber sufrido sus acosos en carne propia.

 

La historia se desarrolla en el barrio Villa Tomás Mason Sur. El lugar donde Ailín tuvo noticias sobre el vecino por primera vez fue la plaza ubicada en San Juan y La Rioja. Ella y su pareja, junto a los tres hijos de ambos, caminaban por San Juan rumbo a una heladería,la noche del martes 7 de marzo.

 

Al pasar frente a la plaza, los niños corrieron hacia los juegos, mientras Ailín y su pareja continuaron caminando a paso lento, esperando una nueva corrida de los pequeños para alcanzar a sus padres. Pero antes que eso lo que escucharon fueron los gritos de la niña más grande, de 8 años, que los llamaba. Se dieron vuelta y les contó asustada que un hombre había invitado a su hermano de 6 años a la casa. "¿Estás solito? ¿No querés venir a mi casa?", fue la frase que recordó la pequeña.

 

La pareja corrió hacia el lugar donde los niños decían haber visto al hombre, pero ya no lo vieron. Aseguran que se fue corriendo hacia la calle Mendoza. Tras el episodio siguieron camino hacia la heladería, pero Ailín quedó inquieta. No solo fue a la comisaría a realizar una denuncia sino que publicó lo sucedido en su perfil de Facebook.

 

Antecedentes.

 

A partir de la publicación, varias mujeres comenzaron a enviarle fotos del presunto acosador. Le aseguraban que es un hombre de Victorica que vive en el barrio y que ya protagonizó episodios similares. La mujer le mostró la foto a su hija y ella asegura que el rostro es el mismo que vio en la plaza.

 

A medida que Ailín fue añadiendo información en sus redes sociales, le llegaron mensajes desde Victorica, advirtiéndole que el sujeto en cuestión se fue del pueblo porque ya había acosado a otras mujeres y niñas y porque su casa había sido objeto de un allanamiento por Grooming. Esto último fue noticia en los medios en septiembre de 2020.

 

"En los relatos que me llegaron, la mamá de una nena de 12 años me contó que el hombre la trató de meter a su departamento. Ella hizo una denuncia pero terminó archivada. Investigando más, nos enteramos que el hombre estuvo con una tobillera en la casa, pero ya se la habían sacado", dijo a LA ARENA.

 

El sábado, desde el equipo de atención a las víctimas, se reunieron con Ailín, pero lejos de llevarle tranquilidad la reprendieron por hacer público el caso en sus redes sociales y "revictimizar" a su hijo. "Soy estudiante de Derecho, tengo seis años de carrera. Les dije que no me podían decir a mí qué hacer y qué no. Les dije también que si en lugar de archivar la denuncia de la otra madre, la hubieran investigado, a mi hijo no le hubiera pasado nada", dijo enojada.

 

Ayer, Ailín recibió una notificación judicial en la que se le informó que se le impuso al hombre una restricción de acercamiento hacia ella y su familia. Y también hacia la niña de 12 años cuya madre había realizado la denuncia anterior, que terminó archivada.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?