Martes 06 de diciembre 2022

Siguen las tomas de colegios

Redacción 29/09/2022 - 01.00.hs

Las tomas en las escuelas de la Ciudad en reclamo de viandas, infraestructura edilicia y por prácticas en empresas, se multiplicaron ayer mientras diversos organismos de defensa de los derechos de los niños y adolescentes pidieron el inicio de un canal de diálogo y el cese del hostigamiento a los estudiantes y sus familias.

 

De acuerdo al Ministerio Público de la Defensa (MPD), llegaban a 21 los colegios tomados, mientras que las familias comenzaron a organizarse a través de diferentes organismos y abogados para responder a las advertencias de denuncias penales y contravencionales que les llegan a sus domicilios a través de la Policía de la Ciudad.

 

"Esta no es la primera vez que hay tomas en escuelas porteñas, pero no hay antecedentes de una respuesta tan hostil de parte de las autoridades; no tiene sentido que se haya hablado de denuncias penales cuando no hay ninguna posibilidad de darles un encuadramiento penal a las tomas", dijo Marcela Millán.

 

La funcionaria destacó que los padres se han ido acercando al MPD a la medida que recibían las notificaciones; aunque "no tenemos todavía una aproximación de la cantidad de familias notificadas entendemos que vamos a estar hablando de una cantidad muy importante de acuerdo a las dimensiones del operativo montado por el Gobierno de la Ciudad a través de la Policía de la Ciudad".

 

Millán también dijo que "tampoco se justifica haber puesto efectivos policiales en la entrada de los establecimientos educativos a tomar lista de quienes ingresan, y mandar a la policía a las casas de las familias a labrar las notificaciones", lo que consideró "un acto violento que nunca había pasado antes".

 

La funcionaria, abogada especialista en Mediación y en Derecho Penal, explicó que las familias notificadas tienen 72 horas para presentarse ante la fiscalía.

 

Acuña.

 

La ministra de Educación porteña Soledad Acuña, justificó las medidas y la decisión de demandar a las familias con 1,5 millones de pesos por cada día de toma.

 

"El costo de las tomas lo pagan los chicos con días perdidos de clase y los ciudadanos que sostienen la educación pública con sus impuestos. impulsamos las denuncias penales y las demandas civiles a los adultos responsables de los estudiantes que participan", detalló la ministra en su cuenta de Twitter.

 

Y añadió: "Son ellos quienes tendrán que asumir con su patrimonio el costo de los salarios por cada jornada escolar perdida".

 

Persecución.

 

"Esta persecución a los alumnos y padres se está viviendo como una normalidad y eso me parece una locura. No es normal perseguir al que piensa distinto", dijo, Marcelo, padre de una alumna que asiste a la Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas 2 "Mariano Acosta", la primera que inició una toma el pasado viernes.

 

El reclamo comenzó el viernes pasado cuando los estudiantes del colegio Mariano Acosta decidieron tomar la escuela y, a las pocas horas, sufrieron un corte de energía eléctrica.

 

Las tomas se multiplicaron durante los últimos tres días y llegan a 21, incluyendo aquellas en que los estudiantes deciden pernoctar en el establecimiento.

 

Los estudiantes reclaman por la falta de viandas y la mala calidad de los alimentos que reciben, fallas edilicias y contra la imposición obligatoria de realizar prácticas en empresas. (Télam)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?