«Te mata porque te consume todo el oxígeno»

Redaccion 07/05/2021 - 05.21.hs

La dramática muerte de la familia santarroseña reavivó las recomendaciones preventivas que se incrementan cada invierno para evitar tragedias por escapes de monóxido de carbono: controlar calefactores, termotanques y cocinas, tener limpias las rejillas, los ambientes ventilados y contratar a un gasista matriculado ante cualquier situación de sospecha por mínima que sea.
Según contó a LA ARENA la gasista Érica Álvarez (matrícula Nº 72230049), «el monóxido de carbono es un gas que se despide en instalaciones y no tiene olor, no se siente, aunque creo que en el lugar se puede percibir un mínimo olor a gas que no se debe dejar de tener en cuenta». A su vez, «se produce por fallas en calefactores, cocinas o termotanques que por ahí son viejos y no se los mantiene, o a veces por instalaciones clandestinas sin la habilitación de Camuzzi».
El monóxido de carbono (CO) constituye una de las principales causas de muerte por envenenamiento para todas las edades, tanto en Argentina como a nivel mundial. Se trata de un gas tóxico, menos denso que el aire y que se dispersa con facilidad. A su alta toxicidad se suma la peligrosidad de pasar desapercibido, al ser inodoro, incoloro y no irritar las mucosas.
«El monóxido es siempre muy riesgoso, más cuando se tiene todo muy cerrado por el frío, por eso siempre se aconseja tener algo aunque sea un poquito abierto para que circule el aire. Puede que durante el día se sienta un poco de olor pero de noche, cuando la persona está dormida, no te das cuenta. Esto te mata porque consume todo el oxígeno», sostuvo la matriculada.

 

No minimizar.
Al ser consultada por este diario, la profesional sostuvo que «en lugares cerrados el desenlace es rápido», por lo que insistió en la importancia de que cerca de cada artefacto que consuma gas haya dos rejillas: una a 30 centímetros del piso y otra a 1.80 metros de altura. A su vez, agregó: «Los calefactores, por más que estén bien instalados, durante el año se tienen que limpiar, los termotanques también tienen que ser controlados porque tienen una barra que es necesario cambiar en ciudades como la nuestra donde hay mucho sarro que los afecta».
En ese contexto, la profesional reiteró que las recomendaciones no se deben minimizar ya que las consecuencias de un escape son fatales. «Hay que darle la importancia que merece al tema, porque muchas veces la gente tiene alguna pérdida y no llama a Camuzzi porque no quiere que le saquen el medidor, y eso se hace en toda pérdida grande para prevenir», completó.

 

Alerta.
Si bien el monóxido de carbono es invisible y tiene un grado de imperceptibilidad notable, las pérdidas de la sustancia pueden generar síntomas corporales como dolor de cabeza, mareos y dificultad para respirar.
Ante la sospecha de intoxicación por CO se deben apagar los artefactos a gas inmediatamente junto con la apertura de puertas y ventanas. Lo recomendable es asistir a una guardia médica para descartar o realizar el tratamiento necesario. Ante cualquier duda se debe contratar a un gasista matriculado o dar aviso a Camuzzi (0800-666-0810 o 0810-666-0810).

 

FOTO: La tragedia, ocurrida este jueves, en Colonia Escalante, reavivó las recomendaciones por el monóxido de carbono.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?