Murió Nazareno Serraino, lonko de la comunidad Mariqueo, tenía coronavirus

Redaccion 02/06/2021 - 21.37.hs

El lonko de la comunidad «Rosa Moreno Mariqueo» de Victorica, Nazareno Serraino, falleció ayer, a los 45 años, víctima del coronavirus. El dirigente rankülche estaba internado en una de las terapias intensivas que salud pública tiene habilitadas en la ciudad de Santa Rosa para tratar a pacientes con esa patología.
La triste noticia la hizo pública la Secretaria de Cultura de La Pampa, Adriana Maggio, a través de su cuenta de Twitter. «El CPA (Consejo Provincial Aborigen), el Consejo de Lonkos y todas las comunidades del territorio abrazan al pueblo rankülche. El lonko Nazareno Serraino inició su viaje a la tierra de los ancestros.Lo acompañamos con la alegría de haberlo conocido. ¡Que tu transito sea leve! ¡Nos seguirás acompañando siempre!», escribió la funcionaria.
El 16 de junio próximo se cumplirán cuatro años de la audiencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en que La Pampa y Mendoza expresaron sus argumentos en torno a la segunda demanda pampeana por el corte del río Atuel. Serraino integró la comitiva que estuvo presente en esa oportunidad acompañando a las autoridades provinciales y aportó a dos de las voces de la provincia que argumentaron ante los supremos: los lonkos Carlos Campú y Pedro Coria.
Desde el gobierno provincial, siempre se valoró aquella participación de las comunidades aborígenes, a las que adjudicaron un rol fundamental en el proceso que derivó en la Resolución de la Corte del día 16 julio de 2020, considerado un hito de la lucha por los ríos en nuestra provincia.
La muerte de Serraino también causó un profundo pesar en la comunidad académica de la UNLPam, sobre todo en los institutos de investigación de la Facultad de Ciencias Humanas, donde era considerado un referente cultural de la Educación Intercultural Bilingüe en La Pampa.
Investigadores de las áreas de lingüístia, historia y antropología de esa unidad académica manifestaron ayer su dolor por la pérdida de «un gran difusor de la lengua y la cultura ranquel» en nuestra provincia. Recordaron que desde muy joven recorrió las aulas y espacios brindando talleres de lengua y bregó por el conocimiento de la lengua ranquel.
«Fue un abnegado luchador de sus pu peñis y pu lamngen. Las y los docentes de esta facultad, que han trabajado con él, han tenido el privilegio de compartir numerosos encuentros, charlas, reuniones y proyectos de extensión, y destacan su locuacidad y capacidad de trabajo, sobre todo porque ha sido un compañero afectuoso y franco», lo recordaron.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?