Simularon un secuestro y les robaron $200 mil

Redaccion 24/05/2021 - 08.00.hs

En la madrugada del miércoles, una familia de esta localidad sufrió una odisea al ser víctima del secuestro virtual de una hija que vive en una localidad vecina. Los conminaron a depositar el rescate en una bolsa y depositarla en la calle.
La policía sigue una pista lograda a través de la compulsa de cámaras de seguridad. Si bien el hecho se registró hace unos días, recién en las últimas horas se visibilizó a través de las redes sociales y fue confirmada por fuentes policiales.

 

Mecánica del caso.
De acuerdo a lo informado por fuentes consultadas por este diario, el incidente delictivo había empezado después de las dos de la madrugada del pasado miércoles 19 de mayo. Una familia, que vive en la calle Clement, entre Buenos Aires y Santa Fe, en el sector oeste de la localidad, fue despertada por el sonido del teléfono fijo.
Atendió la mujer de la casa. Allí, una voz de un hombre le informó que tenían secuestrada a su hija, dato que coincidía con la conformación familiar dado que tienen una que reside en la localidad de Miguel Riglos. En la conversación, también intervino la supuesta hija, quien en medio de llanto le pedía «por favor dale todo lo que tengan mamá porque me van a matar». Este recurso le dio más veracidad al contacto e hizo que el matrimonio entrara en pánico.
Paralelamente, lograron que la mujer les informara el número del celular del marido al que llamaron de inmediato y también establecieron contacto. Sin dudas una artimaña para mantenerlos ocupados y evitar que llamaran a la policía o para constatar la veracidad de lo que estaban viviendo.
Los delincuentes, exigieron a los damnificados que pusieran en una bolsa de nylon todo el dinero que tuvieran -algo más de 100 mil pesos y 700 dólares y joyas-, y que las dejaran en un lugar visible en medio de la calle. Eso hicieron y poco después, sin ver por quien o quienes, notaron que el envoltorio había desaparecido. Eran las tres de la mañana, cuando los delincuentes cortaron ambas comunicaciones y terminaron con la situación de extrema tensión de engaño a través de un constante amedrentamiento, que duró casi una hora.

 

Las pistas.
Uno de los importantes elementos de investigación son las cámaras de seguridad en Macachín. Precisamente, a través de esta herramienta tecnológica, habrían detectado la presencia de un automóvil Renault Logan color gris, con vidrios polarizados, habría sido el único vehículo que circuló en varios sectores de Macachín en el horario del hecho. Sorprende que los autores hayan operado en medio de la prohibición de circulación establecida en todo el país.
Las pistas de la investigación que lleva adelante la policía y la Justicia, apuntan a que se trataría de una banda que se dedica a este tipo de «cuento del tío» en la región que componen algunos pueblos del este de La Pampa (como Doblas y General Acha) y oeste de Buenos Aires (Pigüé y Carhué).
Hay varios elementos en las investigaciones de estos hechos que permiten sospechar que hace sospechar que se trataría de los mismos delincuentes. Hasta trascendió que es un tema en la agenda de colaboración entre ambas fuerzas policiales.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?