«Fue un acto político tenebroso»

Redaccion 01/06/2021 - 21.49.hs

El vicegobernador Mariano Fernández repudió duramente la amenaza de bomba en Casa de Gobierno y pidió dar con los responsables. Por su parte, diputadas y diputados provinciales también rechazaron el episodio y cuestionaron «toda conducta antisocial que atente contra el estado de derecho». Por su parte, ediles del Frente Justicialista Pampeano (Frejupa) presentaron un proyecto en sintonía en el Concejo Deliberante de Santa Rosa.
El vicegobernador consideró que se trató de un «acto político tenebroso» y pidió que se investigue no solo al hombre que fue captado por las cámaras sino también a los autores intelectuales. «El que está en las imágenes es un triste mensajero. Ahí atrás hay autores intelectuales», señaló.
Por otro lado, en el ámbito de la Comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados, los y las legisladoras dieron dictamen por unanimidad a una iniciativa para repudiar el el episodio que ocurrió el lunes en Casa de Gobierno. El tema fue propuesto por la diputada Andrea Valderrama (UCR) y salió acompañado por todos los diputados de todos los partidos políticos que integran dicha comisión.
En el texto, manifestaron su «más enérgico repudio sobre el lamentable hecho ocurrido el pasado 31 de mayo del corriente año, en dependencias de la Casa de Gobierno provincial, mediante el cual se amenazó con la supuesta colocación de una bomba, bregando asimismo por el rápido esclarecimiento de éste hecho».
En esa línea, reafirmaron su «rechazo a toda conducta antisocial que atente contra el Estado de Derecho, la paz social y el normal funcionamiento de las instituciones democráticas en nuestra provincia y país, mediante la instalación de la violencia como herramienta de amedrentamiento social y político».

 

Concejales.
Por otro lado, ediles del Frejupa presentaron un proyecto de resolución en el Concejo Deliberante a través del cual manifestaron su repudio «a la amenaza que anónimos realizaron en Casa de Gobierno de la Provincia de La Pampa dejando en el edificio una caja que decía ‘Así es, esto es una bomba como la de Bahía Blanca. Cuidado! Corré que todo vuela en 5’, en alusión al atentado ocurrido el 25 de mayo pasado en un local del Frente de Todos-La Cámpora».
En esa línea, rechazaron «todo acto que intente amedrentar nuestra democracia utilizando la difusión de mentiras que buscan romper sin considerar el diálogo, el respeto y el intercambio de ideas, la convivencia política y de la sociedad argentina».
En la iniciativa expresaron «apoyo al gobierno provincial, esperando el más rápido esclarecimiento del hecho y reconociendo el trabajo realizado por el gobernador Sergio Ziliotto con las medidas sanitarias implementadas contra la pandemia de Covid-19».
En los fundamentos, sostuvieron que «comportamientos cobardes» como el atentado contra la sede de La Cámpora en Bahía Blanca «también se registraron en nuestra provincia, con amenazas de odio inusitado, entre ellas, el ingreso el 21 de mayo pasado de una persona a la conferencia de prensa del gobernador Sergio Ziliotto con un mensaje de agravio a la clase política, los escraches ocurridos en la Quinta de la Gobernación por grupos reducidos de personas que niegan la situación de pandemia de Covid-19, que genera contagios y muertes en nuestro pueblo, e incumplen todo tipo de medida sanitaria y de cuidado preventivo».

 

Escalada de violencia.
En ese sentido inscribieron el episodio ocurrido en Casa de Gobierno recientemente. «Entendemos que solo a través del diálogo, el debate y la búsqueda de consenso, podemos construir una sociedad distinta, aun así en las divergencias; estamos convencidos y convencidas que la violencia no es el camino que pueda resolver conflictos, que resguarde la paz social y nos mantenga unidos».
«Esta escalada de hechos de violencias descriptos y de gravedad institucional también encuentran incentivo por parte de ciertos sectores de la oposición enfrentados a la política del gobierno nacional, al que buscan desgastar en un año electoral y sin entender la peligrosidad de sus manifestaciones reproducidas por determinados medios de comunicación sin responsabilidad», cuestionaron.

 

«Una seria amenaza»
El Partido Obrero La Pampa, integrante del Frente de Izquierda, salió a repudiar lo sucedido el lunes en el Centro Cívico y afirmó que ese hecho «constituye una seria amenaza para la vida democrática. Asimismo reclamamos una profunda investigación para descubrir a los autores materiales e intelectuales. Este hecho no puede quedar impune».
Y agregan: «El accionar de estos grupos no tiene otro horizonte que el de enturbiar la comprensión de la realidad política y social y presentar una salida autoritaria y fachista como salida a los enormes problemas que atraviesa nuestro pueblo. Frente a este accionar mafioso y autoritario que preten instalar, desde el PO señalamos que la salida ante esta catástrofe social y económica que golpea profundamente sobre las masas explotadas, tiene que emerger de la organización de lxs trabajadorxs de manera autónoma a los partidos que han gobernado en las últimas décadas y que son los responsables de esta situación».
Finalmente aseguran que «el fracaso de la clase capitalista y sus partidos en abrir un horizonte de desarrollo para nuestro país debe ser superado por la intervención obrera y de las fuerzas políticas clasistas y de izquierda».

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?