Exigen una reforma policial

Redaccion 25/05/2021 - 21.17.hs

A un año del asesinato de George Floyd a manos de un policía blanco, los familiares del hombre negro cuya muerte profundizó en Estados Unidos los reclamos por el fin de la violencia racial por parte de las fuerzas de seguridad fueron recibidos ayer en la Casa Blanca por el presidente Joe Biden, mientras su memoria fue honrada en distintos actos en el país, en momentos en que el proyecto de ley contra la violencia policial está atascado en el Senado.
Floyd, de 46 años, murió en Mineápolis, Minessota, el 25 de mayo de 2020 -fecha en la que en Estados Unidos se conmemora el Día de los Caídos- después de que el entonces oficial Derek Chauvin se arrodillara sobre su cuello, inmovilizándolo contra el suelo durante aproximadamente 9 minutos y medio. Chauvin fue condenado en abril por asesinato y tendrá sentencia el 25 de junio.
Su muerte, capturada en un video de un transeúnte, galvanizó el racismo y sigue causando llamados para el cambio y para hacer que el sistema de justicia penal sea más justo.
Familiares de Floyd se reunieron el martes con Biden y la vicepresidenta Kamala Harris en la Casa Blanca para conmemorar su pérdida y continuar impulsando una nueva legislación.
Durante el encuentro el la Oficina Oval, hablaron de lo que el presidente Joe Biden llamó «la dura realidad de que el racismo nos ha desgarrado durante mucho tiempo».
«Fue un recuerdo de lo que le sucedió a mi hermano», dijo Philonise Floyd sobre la reunión con Biden, y llamó al presidente «un tipo genuino».
El mandatario demócrata les dijo que «solo quiere que el proyecto de ley sea significativo y que mantenga intacto el legado de George», dijo el sobrino de George Floyd, Brandon Williams.
Williams dijo también que Biden mostró «preocupación genuina» por cómo le está yendo a la familia.
El jefe de la Casa Blanca se tomó un tiempo durante la reunión para jugar con la pequeña hija de George Floyd, Gianna, quien luego se paró ante las cámaras afuera de la Casa Blanca y gritó «di su nombre» y sus familiares le respondieron a coro: «George Floyd».
Otros miembros de la familia de Floyd, como su hermana Bridgett, se unieron al alcalde Jacob Frye, ciudadanos y activistas en un parque del centro de Mineápolis, donde se recordó al hombre asesinado bajo la consigna: «La verdadera justicia para Floyd solo vendrá desmantelando el racismo sistémico».
«Ha sido un año preocupante, un año largo», dijo Bridgett Floyd a la multitud. «Pero lo logramos. Dicen que con Dios todo es posible y yo soy un verdadero creyente en eso … El amor es muy abundante hoy. El amor esta aqui. George está aquí «.

 

Homenaje.
También se celebró un momento de silencio en Nueva York y hubo una manifestación en Los Ángeles para honrar a Floyd, cuya muerte desató protestas en varias ciudades de Estados Unidos y del mundo. De hecho, hoy se realizaron actos en Grecia, España y Alemania para conmemorar el día de su muerte.
En la ciudad de Nueva York, funcionarios electos, incluidos el alcalde Bill de Blasio y el representante estadounidense Hakeem Jeffries, se unieron al reverendo Al Sharpton para arrodillarse durante 9 minutos y 29 segundos para conmemorar la muerte de Floyd.
«Mientras nos arrodillamos, imagina cuánto tiempo estuvo en el cuello de un ser humano», dijo Sharpton. «Nunca cambié de rodillas, simplemente enfrascado. Es hora de que corrijamos la policía en este país».
En Washington, antes del encuentro con Biden, el abogado de la familia Floyd, Ben Crump, dijo que esperaba que Biden renovara su apoyo a la reforma policial nombrada en honor a George Floyd que prohibiría los estrangulamientos y las redadas policiales sin golpes y crearía un registro nacional para los oficiales sancionados por faltas graves de conducta. «Ahora es el momento de actuar», dijo Crump. «No solo hablar, sino actuar». (Télam)

 

Superó el 50% de vacunados.
Estados Unidos, con casi 600.000 muertos y más de 33 millones de casos de coronavirus, cruzó ayer la marca del 50% de la población adulta totalmente vacunada, anunció la Casa Blanca.
«¡El 50% de todos los adultos estadounidenses ya están completamente vacunados!», anunció Cyrus Shahpar, funcionario a cargo del seguimiento de datos de la Casa Blanca en Twitter.
Además, más del 60% de los adultos, es decir, cerca de 160 millones de personas, ya han recibido al menos una dosis de una de las tres vacunas autorizadas en el país.
Esto significa que estas personas recibieron las dos inyecciones necesarias de la vacuna de Moderna o de Pfizer/BioNTech, o la única dosis requerida del inmunizante de Johnson & Johnson.
Después de un comienzo lento a fines de 2020, la campaña de vacunación masiva fue acelerada por la administración del presidente demócrata Joe Biden, quien asumió el mando a fines de enero.
Sin embargo, el ritmo de esta campaña de inmunización se desaceleró entre mediados de abril y de este mes, cuando fue necesario llegar a los más escépticos o indiferentes.
Más recientemente, no obstante, el número de vacunaciones diarias ha comenzado a aumentar ligeramente.
La vacunación con el antiviral de Pfizer se abrió a los adolescentes a partir de los 12 años hace unas dos semanas y se han establecido muchos programas de incentivos para las personas que han sido vacunadas, como sorteos.
Biden se fijó el objetivo de que el 70% de los adultos hayan recibido al menos una dosis antes del feriado nacional del 4 de julio en Estados Unidos, el país más golpeado por la pandemia.

 


' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?