Pide un trabajo y la ayuda solidaria

Redaccion 10/04/2021 - 06.31.hs

Bruno Boselli padece cáncer de garganta y pulmón desde hace un año, y cuando su empleador se enteró de la enfermedad lo dejó sin trabajo y en la calle. «Trabajaba de peón en un campo en Padre Buodo. Cuando me dejaron sin trabajo alquilé algo con mis ahorros, pero en agosto me quedé sin recursos y la señora me dijo que no me podía aguantar más, así que quedé en la calle. Los primeros meses fueron muy difíciles, dormía en una estación de servicio», señaló.

 

«Estaba con hambre, quería comer, y no me quedó otra que pedir. Me hicieron un cartelito en una fotocopiadora y empecé a pedir acá en el semáforo de Spinetto y Asunción del Paraguay», explicó. Y añadió que «todos los días pasa el gobernador por acá, y me ve. Una vez mandó a una asistente social, me mandó al Ministerio de Desarrollo Social y me ayudaron con 10.000 pesos con los que pude vivir tres semanas, pero fue por única vez».

 

Solidaridad.
Boselli explicó que «gracias a la solidaridad de un visitador médico, que viene de Córdoba cada 15 días, no me puedo quejar por los medicamentos, porque me trae todo lo que necesito, no me falta ninguno, él me los regala todos».

 

«Lo que me está faltando realmente es un techo. Cuando junto lo suficiente me voy a dormir a un hotel que me cobra muy barato, pero cuando solo junto para comer, me voy a una estación de servicio y duermo en unos cartones que tengo», señaló el hombre de 39 años.

 

Carpa.
Por otro lado, Boselli dijo que «tenía una carpa, pero un día la dejé cuando vine para la esquina y al volver ya no estaba más. Si la gente me ayudara con una carpa sería buenísimo, porque tengo un señor que me presta un terreno, pero está pelado. Con una carpa me podría resguardar de la lluvia».

 

«Cualquiera que me pueda ayudar me va a encontrar siempre acá en esta esquina. Yo además de haber trabajado de peón en el campo, soy cocinero, estudié en Perú. Dejé la cocina para trabajar en el campo, por necesidad», relató.

 

Finalmente, Boselli señaló que cualquiera que tenga la posibilidad de ayudarlo, con algún abrigo, comida, o un trabajo, puede encontrarlo en la esquina de Spinetto y Asunción del Paraguay, donde está diariamente.

 


' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?