«Visibilizar la injusticia»

Redaccion 22/11/2020 - 22.32.hs

El 19 de noviembre fue el Día Mundial para la Prevención del Abuso Infantil, y Sebastián Cuattromo es cofundador junto a Silvia Piceda, de la ONG «Adultxs por los Derechos de la Infancia». En los últimos tres meses, la organización recorrió el país de «punta a punta» para presentar la petición que crearon.
Cuattromo habló con LA ARENA y explicó la iniciativa: «nosotros buscamos que esta causa colectiva crezca en la conciencia de nuestra sociedad, que cada vez haya más visibilidad, más compromiso. Ciertamente nos pone muy felices recibir esta devolución a nivel colectivo que es por la que luchamos y trabajamos todo el tiempo».
Desde la asociación que defiende a niños, niñas y adolescentes, crearon una petición para que los medios masivos de comunicación modifiquen el tratamiento de las noticias y mensajes que publican. En la página de change.org proponen exigir a los medios que no sean cómplices en la utilización de frases de abusadores sexuales condenados.
Cuattromo afirmó que «encontramos periodistas con capacidad de autocrítica, con ganas de asumir esa perspectiva y mirada en el compromiso con la infancia como sujetos de derecho». Esta petición surge a partir de la utilización de frases como «la base está», popularizada por el pedófilo condenado Hector «Bambino» Veira, que luego es replicada múltiples veces en distintos diarios, programas, o revistas deportivas o no.

 

Hace ocho años.
Quattromo recordó que «las y los adultos por los Derechos de la Infancia nacimos en el año 2012 en la Ciudad de Buenos Aires, en el momento que mi largo camino de dolor y de lucha logró tomar un estado de trascendencia colectiva y pública. También cuando ese camino se encontró con el de Silvia Piceda, que también venía de hacer pública su larga historia de lucha, en este caso como mamá, peleando por proteger a su hija frente al progenitor abusador».
Los fundadores hasta ese momento no se conocían. «Los dos veníamos haciendo lo mismo sin conocernos, que era darle un sentido público y colectivo a nuestras historias de lucha», afirmó.
Su lucha por los derechos de los niños surge en el contexto del año 2012, cuando luego de 12 años de haber presentado la denuncia a su abusador, decide hacer pública su historia.
«Pude empezar a hacer pública mi historia por primera vez haciendo notas con distintos medios periodísticos con el sentido, con el sueño, y con el anhelo, de que mi largo camino de dolor y lucha no quedara para mí, sino que pudiera trascender y servirle a los demás», recordó.

 

Testimonios.
Hace ya ocho años que la Asociación recorre distintos puntos del país para brindar sus testimonios y así, de esta manera, «visibilizar esa injusticia, para contribuir a generar conciencia, sensibilidad, compromiso en la sociedad». Cada visita tiene dos objetivos explicó Quattromo, la visibilización pública y el acompañamiento solidario a quienes sufrieron esta terrible situación.
La primer tarea tiene como fin «brindar nuestros testimonios a la colectividad en escuelas, centros culturales, comunitarios, barriales, universidades, haciendo notas todo el tiempo con medios de comunicación». Mientras que la segunda, por medio de un espacio anónimo de encuentros semanales, al que llaman «Encuentro solidario de pares», donde compartes sus experiencias.
«Es un espacio de reunión empático, solidario, respetuoso donde semana a semana, y hace años, se dan cita personas de las más diversas generaciones, diversas historias sociales y los más diversos lugares del país», puntualizó.
Además, explicó que las visitas que realizan por el país buscan que «en cada lugar surjan grupos para que la gente cree sus propios espacios, con sus propios nombres, identidad. Lo importante para nosotros y nosotras es que esto se multiplique, se disemine y se replique en todos los lugares».

 

ESI.
Quattromo consideró que la Ley de Educación Sexual Integral sancionada por el Congreso en el año 2006, está muy lejos de ser «una realidad como debería en todas las escuelas del país». En este sentido, reafirmó que si «en la escuelas, niñas, niños y adolescentes, concebidos como sujetos de derecho, contaran con contextos, ámbitos donde poder compartir sus emociones, sentimientos», podrían hablar con adultos que les generen confianza.
Asimismo, relacionó esto con su vivencia: «no tuve contexto que me hicieran sentir que podía expresarme, esos diez años que sobrellevé en silencio y en soledad, sufriendo este trauma, cargados de vergüenza y culpa, tuvieron lugar porque no hubo ningún adulto cerca de mí que reparara en mí, que me prestara atención».
La información de contacto de la Asociación son: Facebook: Adultxs por los derechos de la infancia, Twitter: @adultxs, email: adultxsporlainfancia@gmail.com, teléfono: 011-1569729541.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?