Una invitación a despejar y espejar

Redacción Avances 02/05/2021 - 11.15.hs

La escritora y docente Micaela Alonso publicó un nuevo libro llamado “D-espejando, cuentos en reflejo”. Se trata de su tercer libro, nacido en plena pandemia y está compuesto por 18 cuentos cortos.

 

Ana D’Atri *

 

Micaela Alonso nació en La Plata, donde estudió para ser maestra, y vive en Toay desde el año 2003, por lo que se siente mitad pampeana. Estudió la carrera de Bibliotecaria en Instituciones Educativas y luego de muchos años empezó a escribir, “más que por casualidad, por necesidad de expresar la interioridad y desarrollar su creatividad, abriendo la posibilidad de comunicarse sin importar el tiempo ni la distancia”, según explica en su libro.
“D-espejando, cuentos en reflejo”, es su tercera publicación y nació desde la participación en talleres de escritura creativa a los que asistió durante el año 2020. “Luego de terminar con la publicación de Ceiba Speciosa, mi segundo libro, continué trabajando y aprendiendo mucho sobre el género cuentos”, explicó la autora a Caldenia.
“La profesora del taller, Verónica Boix, me fue guiando en mi proceso de escritura, a través de mucha bibliografía semanal, y clases por Zoom, en donde participamos personas de todo el país. Fuimos intercambiando vidas, estrategias, pareceres y consignas”, detalló.
Algunos de los 18 cuentos que componen “D-espejando”, son los mismos que trabajó en el taller, otros los tenía en su computadora y fueron elegidos. “Sentí la necesidad de hablar de la resiliencia, de personas que superan las pérdidas, ya sea de una pareja, un nieto, un lugar de origen, la inocencia y la salud”.
“Este año (2021), mi proyecto de verano fue otro, quería comenzarlo con un inmenso trabajo de mosaiquismo en mi casa, la tapa de un pozo ciego, en donde iba a colocar una pérgola, plantas, y hasta ya había visualizado los encuentros con amigos y seres queridos. Luego que mi marido estuvo con Covid, estuve todo el mes de enero aislada con él, y por varias intervenciones familiares, descarté mi proyecto, pero no del todo. Volví a mis cuentos, a trabajar sobre ellos, a pulir mi escritura, y continuar con lo que estaba haciendo”, contó Micaela. La autora aseguró: “estos tiempos de aislamientos me han dejado muchísimas reflexiones, gracias a la escritura estoy pudiendo ver en mí, a personas y a momentos que no podía ver, tal vez reflejados en cotidianidades, recuerdos, personas”.
Los cuentos que conforman este libro son historias que le han contado a Alonso o que ha vivido ella, y por los que ha viajado a través del tiempo para poder reflejarse, verse y ver. “Transitar los tiempos de otra manera, con otra mirada. Porque no siempre es todo tan cruel como se sufre en la inmediatez. Cuando pasan los años, se puede notar la enseñanza, en cada experiencia. ‘D-espejando’ me ha permitido situarme en otro punto, detrás del cristal, y ver los ojos que lo atraviesan. Enmarcada en cada sentido, en cada detalle y descripción que intente llevar al lector hacia una mirada cómplice. Como mi mural de mosaiquismo que no concreté, con cada historia de familia, de abuelos, de matrimonios o recuerdos de noviazgo. De recetas, paseos y hasta anécdotas insignificantes que hoy, forman parte de nuestras vidas”.

 

Testigo y espejo.
En la escritura del libro, Micaela se dejó llevar por los sentidos, los recuerdos y las vivencias. Porque la vida es lo que la motiva a seguir escribiendo. Por los que ya no están y los que aún estamos, con sus recuerdos. “Porque quiero seguir despejándome, y espejándome, somos lo que vivimos, y siempre se puede elegir lo mejor para seguir”, resume. “Cuando terminé de escribir y revisar todo, sabía que el título tenía que hablar de mi sensación. Y no podía faltar el espejo, el testigo de todo lo que pasamos. Porque los cuentos hablan de lo que nadie ve, de esa mujer que encuentra en su piloto viejo una carta de su primer novio, de un señor que sufre la rutina o de una abuela que olvida sus remedios, pero intenta contentar a todos. De la tristeza que hay detrás del maquillaje, de la soledad oculta en una sonrisa, de las decisiones que tomamos, de las equivocaciones y de la casa de nuestra infancia. Casa testigo y llena de espejos también. Los espejos lo ven todo, y sólo pensando en su reflejo podemos volver a vivir y tal vez cambiar algo”.

 

Autores Independientes.
Micaela Alonso además es autora de los libros “Con los pies en la tierra y la mirada al cielo” (Editorial Dunken, 2018) y “Ceiba Speciosa” (Editorial Puntoaparte, 2020).
Además, es parte del grupo Autoras y Autores Independientes de La Pampa (AAI), conformado por escritores/as mayores de edad, pampeanos, residentes o no en la provincia. Algunos han editado, publicado, presentado o expuesto obras, otros no, pero tienen comprobada experiencia (a través de la participación y reconocimiento en concursos, exposiciones).
“Desde este grupo, expuesto en la red social Instagram, queremos promover una experiencia positiva para todos y todas más allá de la edad, la educación, la raza o etnia, la expresión o identidad de género, la apariencia personal, la religión, la política partidaria, las características sexuales, o el status socio económico”, contó Micaela.
No sólo la escritura es la disciplina que se aplica en este grupo, sino también la poesía, la ilustración, el dibujo, la pintura, la música, la composición y artes mixtas.
“AAI es un espacio de diálogo de artistas, de creadores y creadoras, de músicos, de escritores y escritoras, un espacio para compartir experiencias, ganas, desazones, un espacio de aprendizaje mutuo y continuo”.
Para formar parte de AAI hay que aceptar un pequeño código de Filosofía y Conducta y registrarse mandando un correo electrónico a autorasyautoresdelapampa@gmail.com
Por otra parte, quienes deseen acceder a los libros de Micaela Alonso, pueden comunicarse con ella a través de sus redes o al celular 02954-558502.

 

  • Periodista
' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?