Homenaje a Andrés Ernst

Redacción Avances 02/05/2021 - 09.13.hs

Cada año, la Asociación Descendientes de Alemanes en La Pampa realiza un homenaje a un representante de las familias inmigrantes en La Pampa. En esta oportunidad, fue el turno de Andrés Ernst Haberkorn.

 

Redacción *

 

El pasado fin de semana, miembros de la comisión directiva de la Asociación Descendientes de Alemanes en La Pampa realizaron un homenaje en vivo por Radio Nacional. Año tras año, dicha institución brinda un homenaje a los mayores representantes de las familias inmigrantes alemanes locales. Reconocen, en sus historias de vida, la preservación y continuidad de la cultura alemana en nuestra provincia, y su contribución al engrandecimiento de esta tierra.
En esta oportunidad se hizo un reconocimiento a Andrés Raúl Ernst Haberkorn, quien no solo es un descendiente de alemanes del Volga, sino que también participa desde muy joven en diversas actividades vinculadas a la difusión, transmisión y enseñanza de la cultura alemana.
Andrés nació en Santa Rosa un 11 de julio de 1945 a las 6 horas, con 9 grados bajo cero. Su historia como descendiente de alemán del Volga inicia con la de sus bisabuelos. Ellos fueron quienes, siendo alemanes, decidieron migrar a Rusia para vivir a orillas del Volga. Luego, sus descendientes migraron a Argentina. Por una parte, sus bisabuelos paternos eran originarios de la Colonia Kasiscaye, Samara y Wolga, se llamaban Johannes Ernst y Ana María Meringer, padres de Juan Ernst, quien nació en 1886. Burhoff (no sabe el nombre) y Margarita Schrof fueron los padres de su abuela Karolina Burhoff. Esta última, llegó a nuestro país en el Buque Gottia en 1908, mientras que el abuelo, Juan Ernst, llegó un año después en el Buque Oldernburg. Ambos se radicaron en Villa Iris, provincia de Buenos Aires; Karolina, con tan sólo 20 años y Juan con 22. Sus abuelos paternos emprendieron semejante aventura hacia América con sus hijos sin conocer el idioma, el suelo, se casaron y entre sus hijos se encontraba Andrés Ernst, padre del homenajeado, nacido ya en Argentina.

 

Llegada a La Pampa.
Vivieron unos años en Villa Iris, y en 1911 decidieron mudarse a La Pampa. Se instalaron en Colonia Santa María, donde vivieron 26 años dedicándose básicamente a la agricultura y demás tareas agrícolas. Arar la tierra, sembrar y cosechar era su objetivo principal, pero también criaban ovejas, gallinas y producían sus propios alimentos, como la manteca y los fiambres. En 1937 se mudaron a Santa Rosa, al campo Alonso, en lo que actualmente se conoce como Villa Alonso.
Por otra parte, sus bisabuelos maternos eran originarios de la Colonia Semenowska en Saratov Wolga. Christoph Haberkorn y Ana María Heidt son los padres de su abuelo Adán Haberkorn quien nació en 1865. Andrés Götte y Teresita Herlein fueron los padres de su abuela Katharina Gött-Ketd o Kette nacida en 1874.
Adán y Katharina llegaron en 1897 a Diamante, Entre Ríos. Se casaron y tuvieron hijos, entre ellos, a María Haberkorn Götte, madre del homenajeado.
Andrés Ernst y María Haberkorn Götte se casaron y vivieron la mayor parte de su vida en la localidad de Santa Rosa en Campo Santillán, hoy Villa Santillán. Tuvieron tres hijos: María Ester, María Haydee y Andrés Raúl Ernst Haberkorn.

 

La crianza de Andrés.
Andrés pasó su infancia en la ciudad de Santa Rosa, en tiempos de concurrir a la Escuela Primaria y, en vacaciones, disfrutaba de ir al campo en Colonia San Humberto. Allí colaboraba y aprendía las tareas que se realizaban en el campo, y también disfrutaba de los juegos: al fútbol con la pelota hecha con la vejiga del cerdo, la bolita, el kosser.
De religión católica, durante su niñez y adolescencia fue monaguillo en la Iglesia Catedral en las misas celebradas por el Padre Doll y Monseñor Mayer. También fue integrante de la Juventud de Acción Católica e integrante de los Clubes 4a. de los Jóvenes Misioneros Laicos.
Mientras cursaba sus estudios secundarios, conoció a su futura esposa Marta, hija de padre australiano y también oriunda de Santa Rosa; él estaba en tercer año y ella en primero. Un 2 de abril de 1971 se casaron por el Registro Civil y dos días después lo hicieron por la Iglesia. Tuvieron tres hijos: Javier, Rosana y Germán; en la actualidad disfrutan de su nieta Selene.
En su juventud Andrés tuvo varios trabajos, vivió en General Acha y Santa Rosa. Estudió en Buenos Aires la licenciatura en Citología en la UBA, que se comenzaba a dictar ese año, 1972. Fue miembro fundador de la Sociedad Argentina de Citología y en 1976 regresó a Santa Rosa, comenzó a trabajar en el Sanatorio Santa Rosa y en el Hospital Lucio Molas. Ese mismo año comenzó a estudiar Geografía en la Universidad Nacional de La Pampa, y terminó en 1982.

 

Referente alemán.
Su trayectoria como referente de la cultura alemana, comenzó en el año 1987 integrando la Comisión organizadora para crear la Asociación Pampeana de Cultura Alemana (fue elegido vicepresidente). También fue tesorero de la Cooperadora Escuela N° 37 Alemanes del Volga de Santa Rosa.
Además integró la Comisión organizadora y fue miembro fundador de la Asociación Pampeana de Descendientes de Alemanes del Volga en Santa Rosa, que participaba y organizaba diversos encuentros culturales, como la Fiesta de las Colectividades en Santa Rosa en el año 2002 junto con miembros de las Asociaciones Española, Vasca, Portuguesa, Arabe y Centros Italianos.
Ese mismo año lo invitaron para conformar y convocar a personas de distintos lugares de la provincia para integrar la Asociación Descendientes de Alemanes en La Pampa, por sugerencia del Embajador de Alemania en Argentina en su viaje a Santa Rosa.
Actualmente, Andrés está jubilado y es un gran bailarín de folklore. Como buen geógrafo le gusta viajar, recorrió varios lugares de nuestro país y también visitó países europeos, entre ellos Alemania. Sigue manteniendo viva las costumbres alemanas y se las transmite a su adorada nieta.
Disfruta de ir los sábados a la radio, al programa Raíces del Wolga. Si bien cambió varias veces de día y horario, la programación se emitió de manera ininterrumpida desde el año 2001. Un programa dedicado a la cultura alemana, donde se relatan historias, comparten recetas y muy buena música.
Por todo esto, nuestro homenaje en el día del Inmigrante Alemán del Volga es para él, un descendiente de inmigrantes que nos transmite la cultura alemana desde el corazón, nos emociona con sus anécdotas y recuerdos. Que piensa siempre en un futuro mejor, apostando al compromiso, la solidaridad, el respeto y el trabajo en equipo; grandes valores que debemos conservar. Gracias a su sacrificio y entrega, hoy es un referente de nuestra colectividad en La Pampa.

 

  • Asociación Descendientes de Alemanes en La Pampa
' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?